Tipos de costuras

LAS COSTURAS son las líneas de puntadas que unen las secciones individuales de cada prenda. Hay muchos tipos de costuras, y su uso depende de elementos como la tela (su grosor, elasticidad, etc), el efecto que deseas conseguir (pespunte decorativo, de refuerzo, etc), y la ubicación de la costura (para conseguir una unión más duradera y fuerte).

1. Tensión de las costuras:

Antes de empezar a coser hay que comprobar la tensión de la máquina en un retal de tela. La puntada tiene que quedar plana y regular, si queda irregular o suelta puede ser por:

  • que la tensión es incorrecta (revisa el hilo de arriba y el hilo de abajo)
  • el enhebrado de la máquina no esta bien (puede que te has saltado algún paso a la hora de enhebrar el hilo)
  • el tamaño de la aguja (puede estar torcida o tenga la punta rota).

2. Remate de las costuras:

Hay costuras que no necesitan remate y puedes dejarlas como esta. Pero la mayoría tienen que estar rematadas al principio y al final para que la costura no se abra y este segura la unión. Se hace cosiendo hacia delante y hacia atrás un par de puntadas y listo. Otra alternativa de toda la vida es anudar los dos extremos. Este acabado es más propio del cosido a mano, pero en ocasiones es el más apropiado para determinadas telas muy delicadas como por ejemplo seda, gasa, organza, etc. El remate debe hacerse a medida que se monta la prenda y antes de coser otras secciones o piezas.

3. Unión de las costuras:

Antes de coser las costuras deben unirse con cuidado y precisión para lograr una costura limpia y sin arrugas, podemos hacerlo con alfileres o hilvanando (embastar).

alfileres-vs-hilvanar

 

ALFILERES:

Hay muchos tipos y grosores de alfileres. Es importante escoger el tamaño adecuado al tejido que se usa, para evitar hacer agujeros que luego no podremos eliminar. Los tejidos como la piel o PVC, no se pueden unir con alfileres ya que dejan marcas y agujeros. En estos casos usaríamos clips para papel, o bien clavando los alfileres con cuidado justo en el margen de la costura, para que las marcas no queden a la vista. Más información sobre los alfileres aquí.

Cuando unimos dos telas juntas con alfileres, es mejor empezar por los extremos, luego en los aplomos (marcas de unión o piquetes ), en el centro y finalmente entre estos puntos a intervalos dependiendo de la curvatura de la costura. Si es recta colocar pocos alfileres cada 7-8 cm, si es una curva colocar cada 1-2 cm. Tened mucho cuidado mientras coses y no olvides de ir retirando los alfileres, si la aguja de la máquina de coser choca con el alfiler podría romperse o la línea de puntadas podría quedar irregular.

HILVANAR o EMBASTAR:

El hilván es un tipo de puntada simple hecha a mano alrededor de la línea de costura y también se usa para unir dos piezas temporalmente antes de coserlas. El hilvanado es u punto largo, normalmente de un color distinto al tejido que se hilvana para que contraste y puedas retirarlo fácilmente después de coser a máquina. Si tienes dudas puedes consultar más sobre el hilván aquí. No se asegura ni se remata ni al final ni al principio para poder retirado fácilmente tirando de el. Os aconsejo hilvanar en las costuras difíciles de coser como pueden ser costuras curvas de piezas, pinzas, detalles pequeños y muy precisos, estabilizar capas de tela (para que no se mueva del sitio) o mangas. Sobretodo en las mangas porque permite dejar holgura y la persona puede probarse la prenda sin miedo de clavarse algún alfiler.

4. Dirección de las costuras:

La dirección en la que se cosen las piezas de una prenda es importante, la mayoría no se preocupa mucho y luego una vez cosida la prenda puede variar el largo o aparecen arrugas y no sabes bien por que. Si se cose en dirección contraria al hilo en un biés o en una curva la costura tiende a agrandarse. Normalmente es mejor coser primero la parte recta y después las curvas. Las costuras de los hombros deben construirse desde el cuello al hombro; las de los lados del cuerpo, desde la axila a la cintura. La excepción son los tejidos con pelo, que deben coserse a contrapelo.

5. Recorte de las costuras:

Las costuras pueden reducirse hasta 4 mm o escalonarse reduciendo los márgenes en diferentes anchos. Esto impide que la costura al darle la vuelta quede abultada, por ejemplo en los cuellos, puños o bolsillos. El escalonado evita que los márgenes de costura dejen una marca visible en el derecho de la prenda.

TIPOS DE COSTURAS

1. Costura plana (básica abierta):

costura-plana

 

Lo conocéis todos bien porque es el método más común en el montaje de prendas. Se cosen dos piezas con los derechos de la tela enfrentados con una línea simple dejando un margen de 1 cm de costura. Os aconsejo planchar los martes de costura para que la pieza quede limpia y sin arrugas: se puede plancharlos abiertos o cerrados hacia un lado dependiendo del diseño.

2. Costura interior (en el borde):

costura-en-el-borde-interior

 

Es la línea de pespunte visto que se hace cerca del borde de la costura. Es decorativa y funcional, fortalece la costura y mantiene en su sitio entretelas o forros. Normalmente se hacen con puntadas más largas que las de la costura. También puede coserse en los dos bordes abiertos, o solo en uno cerrado y montado hacia un lado. (Dependerá del diseño).

3. Costura curva:

Las costuras curvas tienen dos partes: una sección curva cóncava y un inserto convexo (más pequeño). Antes de coser, debe ir creando aplomos regulares entre ambas piezas para adaptar las dos formas.

costura-curva

 

  1. Coloque la pieza cóncava en la máquina con el derecho arriba.
  2. Ponga encima la pieza convexa (pequeña) con el derecho hacia abajo, case las líneas de costura con ayuda de los alfileres y empieza a coser.
  3. Cuando las secciones curvadas empiecen a divergir, haga que la sección cóncava siga a la otra, embebiendo el tejido, pero manteniendo plana esta sección inferior. Reducir el largo de las puntadas os ayudara a controlar mejor la curva y conseguiréis un acabado más limpio.
  4. En las costuras curvas debemos ir reduciendo (recortando) progresivamente el margen de costura. Piquetear con la punta de las tijeras (haciendo pequeñas muescas) el margen de costura para evitar abultamientos y que la costura que más plana posible. Tened cuidado de no cortar hasta la costura, dejar unos 2-3 mm. Y finalmente planchar con las costuras abiertas.

4. Costura francesa:

Este tipo de costura se usa normalmente en tejidos muy finos como el chiflón, algodón fino, gasa, seda, etc, ya que tienen tendencia a deshilacharse. Se trata de una costura dentro de otra, por eso, no es recomendable para costuras muy curvas ya que sería difícil su construcción y saldrían arrugas.

costura-francesa

 

  1. Ponemos juntas las caras del revés de la tela de forma que las líneas de costura cosen. Cosemos por la línea de la costura y recortamos el margen sobrante dejando 3 mm.
  2. Doblamos juntando los lados derechos de la tela, así los márgenes de costura quedan en su interior y planchamos.
  3. Por último cosemos otra línea de costura a 6mm del borde. Abrimos la costura terminada y planchamos hacia un lado.

5. Costura tejana (plana):

Es una de las costuras más resistentes. Sirve para todo tipo de telas pero es especialmente común en los tejanos y en algodones gruesos. Es una costura cerrada en la que todos los bordes sin pulir están encerrados. Muy útil para la ropa de deporte y prendas reversibles. Se construye con dos piezas con diferentes márgenes de costura: uno tiene 6 mm de margen y otro de 2 cm envuelve al más corto para ocultarlo.

costura-plana-tejana

 

  1. Encare los dos reversos de la tela casando las líneas de costura y cosa por esa línea. (Recuerda dejar un margen más largo que el otro de 6 mm y 2 cm).
  2. Abra la costura y doble hacia dentro el borde más largo envolviendo el borde más pequeño. Ayudarte de los alfileres y plancha para dejarlo fijo antes de coser. Recuerda que no necesitas remallar los márgenes de costura por que quedan dentro escondidos.
  3. Cose en el borde del pliegue y plancha.

6. Costura sobrecargada:

Este tipo de costura tiene casi los mismos usos que la costura tejana anterior. Crea un efecto volumen y es muy fuerte debido a las dos líneas de costura. También se hace con dos piezas de diferentes márgenes, uno de 6 mm y otro de 1,2 cm. Si la pieza no va forrada debe rematarse (remallar)  primero el margen de costura más largo.

costura-sobrecargada

 

  1. Remalla el borde con el margen más largo y encare los dos derechos casando las líneas de costura y cosa.
  2. Doble el borde para cubrir el borde más corto sin rematar y planche la costura. De la vuelta a la tela para mostrar el derecho y haga un pespunte de forma que el margen de costura más largo encierre el borde sin remallar.
  3. Costura sobrecargada vista por el lado derecho.

7. Costura ribeteada:

Este tipo de costura se diferencia por su acabado. Los márgenes de costura sin remallar se encierran con una cinta o biés, que puede ser del mismo tejido o de un material que contraste.

costura-ribeteada

 

  1. Cosa una costura plana y recorte los márgenes de costura dejando 0,5 mm.
  2. Cortamos una tira al biés del largo requerido y de 4 cm de ancho. Y planchamos la cinta doblandola hacia dentro. Si no queréis hacerla vosotros podéis comprar un biés ya hecho del color que necesiteis.
  3. Colocamos el biés en los márgenes de costura recortados de forma que queden encerrados y cubiertos y hacemos un pespunte muy cerca del borde. Y listo!

Espero que os sirva de ayuda! Cualquier duda que tengáis comentad!

Ahora solo tienes que ponerlo en practica! Feliz Día 😆 !

4 replies on “Tipos de costuras

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image